Cambio climático y plagas y enfermedades

Del artículo “Efecto del nuevo escenario sobre las plagas y enfermedades“, publicado en Redagrícola
Hacia fines de los 80 había aparecido apenas una decena de trabajos de investigación sobre los efectos del calentamiento global en plantas, insectos y organismos de nivel trófico superior, pero en 2012 la cifra de publicaciones acumuladas ya superaba las 6.500.

Aparentemente la evolución del clima está siendo muy favorable a un mayor desarrollo de las especies autóctonas dañinas. Pero además, puede abrir las puertas a la aclimatación de otras que antes no eran capaces de sobrevivir.
Y al cambio climático hay que añadir el masivo intercambio comercial y movimiento de personas, que incrementa las probabilidades de aparición de nuevas plagas y enfermedades en zonas donde antes no estaban. Por otra parte, las superficies de nuevos cultivos repercuten en establecimiento de nuevas especies.
La temperatura corporal de los artrópodos depende del ambiente. Un aumento de la temperatura acelera la velocidad de desarrollo, de manera que en el tiempo que cumplían un ciclo pueden completar una y media o dos generaciones. Y, a su vez, la aceleración de su metabolismo requiere de mayor alimento. Por otra parte, en muchos casos la mortalidad durante el invierno disminuye. Esto se aplica no solo a los insectos que atacan en forma directa a las plantas, sino también a los vectores de enfermedades, como áfidos, trips, etc.
La literatura señala que los principales efectos del cambio climático en artrópodos (insectos, arácnidos y otros invertebrados) son una modificación en su diversidad y abundancia, un cambio en la distribución geográfica, variaciones en la dinámica de sus poblaciones, generación de nuevos biotipos, modificaciones en las interacciones entre herbívoros, cambios en la actividad y abundancia de enemigos naturales, y también la extinción de algunas especies. Algunos autores también señalan la desorganización de la sincronía fenológica en las interacciones planta-insecto-enemigo natural.
El artículo indica que el orden de riesgo para los cultivos por efecto del cambio climático es:

1  – Bacterias
2  – Hongos
3  – Virus

y concluye que los costos de esclusión son más baratos que la contención de daños a posteriori.