El rollo de la roya (en judía)

Del blog Homo Agrícola, con permiso de su autor, J.L. Gómez Aguilera.
 

El hongo basidiomicete Uromyces appendiculatus produce, en la judía, la roya. Este hongo puede provocar la destrucción muy rápida del follaje y los frutos de un invernadero entero en muy poco tiempo. Los síntomas empiezan en la cara inferior de la hoja como pequeños puntos blancos. Estas pequeñas manchitas evoluvionan a pústulas de 1-2 mm de color marrón que no tardan en reventar hacia afuera para dispersar las esporas. Las pústulas suelen estar rodeadas de tejido amarillento que las hace más llamativas. Como consecuencia de esto la hoja se vuelve clorótica, después marrón y finalmente se cae. Las esporas del hongo de color marrón en la primera fase forman un polvillo que parece herrumbre. De eso le viene el nombre en inglés (rust). Existen muchas razas de este hongo (al menos 35) por lo que conseguir variedades resistentes es bastante complicado. El azufre y los triazoles ofrecen cierta protección. modernamente se opta por productos como azoxistrobin.
Después de este rollo me queda por apuntar que esta enfermedad es practicamente desconocida en nuestro campo y no entiendo porqué a cada instante algún agricultor me pregunta por productos para la roya si no existe. Su desarrollo necesita temperaturas de entre 17-23 ºC que aquí si son comunes en invierno, pero que la hoja esté mojada de seis a ocho horas es bastante difícil. Yo no he visto nunca y he tenido que buscar aquí una foto y dudo que pase desapercibida con los síntomas tan claros que manifiesta. Si hay una especied muy común por aquí que puede admirar cualquier interesado en ver como es, la roya del haba Uromyces fabae, que ya trendrá su post correspondiente.
Una publicación antigua del ministerio sobre judía aquí.
Así que a dar menos la murga con la roya en judía.